Plomo: Poemas de George Bacovia que erizarán tu piel

 

 

PLOMO

 

Los ataúdes de plomo reposaban en silencio,
con flores de plomo y su funeral cubierta.
Yo estaba solo bajo la bóveda… y hacía viento…
y las guirnaldas de plomo chirriaban.

Alzada mi amor de plomo yacía dormida
sobre una flor de plomo… y comencé a llamar.
Yo estaba solo junto al cadáver… y hacía frío…
y goteaban las alas de plomo.

 

 


NEGRO

 

Flores carbonizadas, una mole negra…
Ataúdes quemados, de metal.
Prendas funerarias de carbón.
Negro profundo. Una mole negra…

Chispas de sueño que parpadean… Una mole negra.
Abrasado, el amor arde a fuego lento.
Escena de plumas quemadas. Está lloviendo…
Negro. Sólo una mole negra…

 

 


JULIO

 

Hay algunos muertos en el pueblo, amor;
he venido a decirte sólo eso.
Sobre tarimas, debido al calor
lentamente se pudren los cadáveres.

Los vivos con carne empapada en sudor
también se tambalean cayéndose.
Hay un hedor de muertos, amor,
incluso hoy tus pechos parecen marchitos.

Vierte fuertes esencias sobre la alfombra,
trae rosas para cubrirte encima.
Hay algunos muertos en el pueblo, mi amor,
y lentamente se pudren los cadáveres…

 

 


SOLO

 

Estrellas blancas de cristal
están cayendo sobre una inundación.
Nieva en la noche llena de pecados.
En el corazón, en la llama que raramente resplandece,
hoy, ha muerto hasta el último sueño.

Y en la muerte glacial de la noche nieva…
Y tú, alma sola, tiritas otra vez.
En el corazón en brazas la flama se va extinguiendo.
Lentamente, las lágrimas siguen cayendo…
cristalinas, rosas.

 


EXHAUSTO

 

Amada, he venido otra vez,
sólo que ahora
difícilmente puedo incorporarme.
Abre el piano y cántame
una canción de muerto.

Si me derrumbo en la alfombra
del salón silencioso y oscuro,
sigue tu tocando, mi amada,
monótona…
lentamente…

 

 


George Bacovia en Goodreads

(Visited 344 times, 1 visits today)

Related Post

Loading Facebook Comments ...

Deja un comentario